La Osteopatia llegó a Chile para quedarse

La osteopatía es una terapia que recién está llegando a Chile. Es una terapia complementaria muy efectiva, sus principios se basen en conocimientos anatómicos y fisiológicos. Su objetivo es encontrarle origen de la patología o disfunción. De hecho, se busca precisamente la(s) disfunciones somáticas a nivel de varios tejidos. Se aplican técnicas manuales a nivel estructural, visceral y craneal. Por eso sirve para la prevención y tratamiento de un gran número de patologías. Como lesiones músculo-esqueléticas, pero también digestivas (reflujo, colon irritable, hemorroides, disfunciones menstruales, así como lesiones craneales: como ej. Bruxismo y cefalea tensional.
También se recomienda fuertemente la osteopatía en embarazo y bebés.
Así como el tratamiento en deportistas para prevenir lesiones.

Para conocer un poco más sobre la historia de esta terapia, nos tenemos que ir a sus orígenes.
El fundador de la osteopatía fue el Dr. Andrew Taylor Still, médico y cirujano americano.
En 1874 tuvo una genial intuición, que posteriormente determinaría el desarrollo de la osteopatía. Observando un esqueleto tuvo la idea que una de las claves del buen funcionamiento de un órgano debía ser obligatoriamente que este órgano tuviera relaciones mecánicas equilibradas con las estructuras que lo rodeaban y que éstas también estuvieran en armonía entre ellas.
Entonces fue cuando A.T. Still formuló el axioma “la estructura gobierna la función” piedra angular de la osteopatía.
Su objetivo es restaurar, prevenir, diagnosticar y tratar las disfunciones de la movilidad de los tejidos (articulares, musculares, viscerales, nerviosos, vasculares,…) llamadas “disfunciones osteopáticas”.
Y recuperar así el equilibrio mecánico global del individuo (homeostasis) en acuerdo con su entorno anatomo-fisiológico, respetando los principios generales de la medicina.
Entendiendo que la salud depende de la libertad de movimiento, cuando se pierde la movilidad o la funcionalidad de una o varias articulaciones (por un mal gesto, un traumatismo, estrés psicológico o un accidente), provocan unos desajustes en el organismo que pueden provocar distintas dolencias y patologías.
La osteopatía se encarga de devolver esa movilidad y por lo tanto la funcionalidad

TÉCNICAS OSTEOPATICAS
En osteopatía se trabaja sobre 3 grandes grupos : la osteopatía estructural, la osteopatía visceral y la osteopatía craneo-sacral, incluyendo siempre el trabajo sobre el sistema nervioso, el sistema liquido (limfatico, arterial y venoso) y el sistema hormonal.
OSTEOPATÍA Y EL DEPORTE
La osteopatía es una terapia muy indicado para los deportistas. Recomendamos las sesiones de osteopatía preventivas y de mantención para evitar lesiones.
Proponemos también osteopatía complementaria a otras terapias en casos de lesión para facilitar una recuperación más rápida y mejor.
OSTEOPATÍA MAMÁ Y BEBÉ
La osteopatía en el embarazo ayuda a tener un embarazo sin dolores y más activa, ya que ayuda al cuerpo a adaptarse mejor a los cambios producidos por el útero en crecimiento y sus adaptaciones en el cuerpo para afrontar la fuerza de gravedad. Además, ayuda a preparar un parto más fluido ya que libera la pelvis de cualquier tensión.
Durante el embarazo, la osteopatía estaría indicada para el dolor inguinal que produce la dilatación de la sínfisis púbica; para la sobrecarga de la espalda con el peso excesivo que cambia el centro de gravedad de la mama, las lumbalgias y ciatalgias clásicas del embarazo, así como el malestar y los vértigos de los primeros meses; la mala circulación, los calambres, la tensión muscular, etc.
Todo el sistema visceral se adapta al aumento de tamaño del feto y el osteópata ayuda al cuerpo de la madre a integrar su nuevo estado.
Pero sobretodo, la osteopatía ayuda a la madre a optimizar los recursos fisiológicos de los que dispone para ayudar a preparar un parto más “fluido”.

Conoce más en : http://osteosalud.cl/index.php/osteopatia/